Freemium o no Freemium, esa es la cuestión (I)

Nos ponemos Shakesperianos hoy, o mejor dicho, existencialistas, a la Hamlet, con el tema de Freemium, que tan ponderado ha sido en los últimos tiempos.

El Freemium, atendiendo a una de la interpretaciones, fue popularizado por los Hotmail, Yahoo y Gmail de turno y fue después de la mano del cloud, de los SaaS, que con inversiones en infraestructura ligadas al uso se podían permitir ofrecer cierto producto gratis para, con el adecuado uso de este modelo de negocio, poder vender después versiones Premium del mismo.

Y la clave es esa, el usarlo adecuadamente y según que en que sector, existe incluso un vivales que se ha montado un blog para asesorar sobre como implantar el mismo, pero en general la cosa tiene que ver con conocimiento del propio negocio. Las defensas sin tapujos como el libro del señor Anderson (el de Wired, no el de The Matrix) hay que matizarlas .

Malcolm Gladwell analiza en una entrada de hace un tiempo en el New Yorker el susodicho libro, y da con la clave de ligazon entre este y el anterior “The Long Tail”, el ejemplo de Gilette, o de las impresoras HP nos dice que esto no es nuevo, es simplemente una generalización de algo que ya hacían las grandes empresas.

Los números que da la industria son casi siempre los mismos, para una herramienta o servicio de cada 100 visitas, 10 se convierten en cuentas FREE (as in free beer) y de estas, entre un 1% y un 3% en Premium.

Con estas cifras, y el problema añadido de las cosas gratuitas, que para que se les de el valor apropiado hay que hacer bastantes esfuerzos, y conlleva un constante “recuerdo” al usuario de lo bueno del producto o servicio para que este acabe pasando a la versión de pago, convendremos en que no se puede uno lanzar por las buenas.

Ofrecer un servicio gratuito y no emprender acciones de “engagement” o fidelización con el usuario es una perdida de tiempo y dinero, en general, pero lo bueno es que hoy en día tenemos muchas posibilidades.

Como en este blog somos un poco parciales ante las aplicaciones “movilizadas” (ya estuvimos hablando de modelos de negocio en el móvil hace un par de meses), nos parece que las apps son uno de esos muchos métodos que podemos utilizar.

De esto seguiremos hablando en próximas fechas, pero nos gustaría dejaros un ejemplo, Evernote, una aplicación Freemium que desafía a todas las estadísticas anteriormente mencionadas y tiene una tasa de conversión de free a premium que supera el 15%, cuales serán los puntos claves de su modelo… pues los comentaremos la semana que viene.

Share Button

Acerca de Esteban Díaz Asúa

Relación con Desarrolladores
Esta entrada fue publicada en Tendencias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.